Las Politécnicas se alían para buscar talentos STEAM

  • Miércoles, 29/03/2017 - 09:55

Las UP4, y sus Consejos Sociales, ponen en marcha un proyecto conjunto para despertar vocaciones científico-tecnológicas entre los jóvenes, especialmente en mujeres.

Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas son las carreras del futuro y que pueden cambiar el rumbo de una sociedad. Con este horizonte, los Consejos Sociales de las Universidades Politécnicas de Cartagena, Catalunya, Madrid y Valencia van a trabajar de forma estratégica y coordinada para despertar vocaciones científico-tecnológicas entre los jóvenes, especialmente en mujeres.

Esta iniciativa situará a las UP4 y sus Consejos Sociales como la primera red de universidades públicas españolas generadoras de talentos STEAM (acrónimo de Science, Technology, Engineering, Art & Mathematics). Un proyecto conjunto con el que se pretende, por un lado, poner en valor las titulaciones de mayor demanda en el mercado laboral, ya que se estima que en 2020 en España podrían hacer falta 1,9 millones de estos profesionales considerados altamente cualificados. Y por otro, atraer talento hacia estas disciplinas por sus indiscutibles beneficios socioeconómicos.

Los Consejos Sociales de las cuatro politécnicas españolas, con el apoyo de la Real Academia de Ingeniería, se han puesto como reto generar una corriente favorable de orientación hacia las STEAM. Para lo que aprovecharán todos sus recursos de difusión, comunicación, sensibilización y coordinación con la Administración, colectivo empresarial, entorno familiar, docentes y futuros egresados.

“Para cambiar el futuro tenemos que adaptar el presente, y los Consejos Sociales, como conectores de la universidad, empresa y sociedad, debemos abordar todas las necesidades para liderar la competitividad de nuestro país evidenciando una oportunidad para las nuevas generaciones”, han destacado los representantes de los Consejos Sociales de las UP4. 

En este primer encuentro, celebrado en Valencia, se han sentado las bases de un acuerdo de colaboración para empezar a trabajar “aguas abajo”. Es decir, desde Primaria ya que las decisiones de los niños se adoptan a edades tempranas. Con esta actuación, se pretende incentivar vocaciones mediante una labor divulgativa de las bondades sociales de las STEAM; crear condiciones para la igualdad de oportunidades en el acceso a estos estudios que aseguran un futuro laboral de calidad; así como desterrar mitos asociados a la dificultad de las carreras científico-tecnológicas.

Y todo ello con el objetivo final de poner freno a este desequilibrio que se produce entre las titulaciones elegidas por los estudiantes y las que mejor inserción registran. Así, frente a una demanda no cubierta de estas profesiones que crece un 14% cada año en España y Europa, las matriculaciones han caído en una década un 40% en nuestro país, y tan sólo el 7% de los estudiantes está cursando esas titulaciones. A esto se une la gran falta de interés por parte del público femenino a la hora de elegir estudios relacionados con estos campos. De hecho, el 54,3% de estudiantes del sistema universitario español son mujeres, sin embargo, su presencia en las titulaciones técnicas decae al 26,4%.